Técnicas de relajación


¿Quiere aprender técnicas de relajación pero no encuentra tiempo o  no sabe muy bien por dónde empezar? Conmigo tiene la oportunidad de conocer dos de los métodos de relajación más eficaces y contrastados empíricamente: el entrenamiento autógeno y la relajación progresiva de Jacobson. El entrenamiento de estas técnicas tiene muchas ventajas. Nos ayuda a mejorar la forma en que lidiamos con el estrés y a aumentar nuestra calidad de vida. Aprender las técnicas paso a paso y entendiendo la base de su funcionamiento le ayudará a implementarlas de manera regular en su día a día. Mi formación como docente para ambas técnicas le garantiza estar en buenas manos para comenzar a aprender. 

 

Qué es el entrenamiento autógeno: El entrenamiento autógeno es un método de relajación fácil de aprender. Se trata de aprender a desencadenar la respuesta natural de relajación del cuerpo mediante la focalización de nuestra atención a diferentes partes de nuestro cuerpo.

 

Qué es la relajación progresiva de Jacobson:  Este procedimiento es algo más activo que el entrenamiento autógeno y consiste en aprender a generar sensaciones de relajación mental mediante a través de una relajación corporal, que se produce con la tensión y distensión de los músculos.   

 

Cómo practicar: Las técnicas se pueden practicar estando tumbado o sentado. Si desea practicar tumbado, puede traer una colchoneta propia o utilizar una de las disponibles aquí. Si lo desea, puede practicar de manera individual o practicar conjuntamente con un acompañante. 

Opciones: 
Tiene la oportunidad de adquirir un bono de 4 sesiones individuales de 45 minutos cada una para aprender uno de los dos métodos a su elección (4 sesiones de práctica) o aprender ambos (2 sesiones de práctica para cada técnica). Esto le da el tiempo suficiente para practicar, plantear dudas y comprobar sus progresos. 

Si lo desea, puede venir con otra persona y aprender conjuntamente. 

 

No lo dude, contácteme para comenzar a relajarse.