Marina González Biber - Psicóloga clínica en Düsseldorf

 

Formación:

2009: Licenciada en psicología por la Universidad Autónoma de Madrid (especialidad clínica). Tercer curso realizado en la Ruprecht-Karls-Universität, Heidelberg

2009 - 2011: Máster en psicología clínica y modificación de conducta en el Instituto Terapéutico de Madrid (ITEMA).

2015: Heilpraktikerin en el ámbito de la psicoterapia

2017: Docente para las técnicas de relajación entrenamiento autógeno y relajación progresiva         

          muscular

 

2017: Docente en manejo de estrés 

 

 

Experiencia laboral:
  • Desde 2015 y hasta la actualidad trabajo como psicóloga autónoma ofreciendo terapia en español y alemán.
  • Desde 2017 y hasta 2018 he trabajado, en paralelo a mis actividades en MEDIAN y Schwarzbachklinik, en un proyecto de investigación en la sección de pediatría del Uniklinikum Düsseldorf. 
  • Desde 2012 y hasta 2018 he trabajado como psicóloga en la clínica para el tratamiento de drogadicciones Schwarzbachklinik Ratingen. En esta clínica se tratan a personas que  presentan una adicción a sustancias, tanto legales como ilegales y que muchas veces presentan otros trastornos psicológicos asociados. El objetivo es la abstinencia de sustancias y la reintegración social y laboral. Para más información: www.suchthilfe-duesseldorf.de
  • Desde 2014 y hasta 2017 he compaginado mi trabajo en la clínica Schwarzbachklinik Ratingen con mi labor como terapeuta de familia a través de instituciones colaboradoras con la oficina de protección de menores. 
  • Desde 2009 y hasta 2011 he trabajado como psicóloga bajo tutorización en el Instituto Terapéutico de Madrid, ITEMA. He evaluado y tratado niños, adolescente y adultos.
  • Desde 2007 y hasta 2009 he colaborado en el tratamiento de ludopatía en la Asociación Terapéutica del Juego (ATEJ).

 

Privado:

Alemania siempre ha estado presente en mi vida. Nacida en España, hija de padre español y madre alemana, he convivido desde siempre con dos culturas. Siempre era la amiga “alemana” para mis amigos españoles, para los que eran hijos de padres de dos culturas yo era una más. Tuve la suerte de ser alumna del colegio alemán de Madrid y de participar en el programa Erasmus durante mi etapa universitaria en Heidelberg. En 2012 di el paso de emigrar a Alemania, en concreto a Düsseldorf, dejando atrás a familia y amigos. A través de ese paso, he podido sumergirme de lleno en la cultura alemana, aprender a lidiar con situaciones nuevas, tanto a nivel personal como laboral y hacer amigos nuevos que son casi como de la familia. Ha sido un aprendizaje largo y en muchas ocasiones duro, pero también considero que fructífero y enriquecedor. Lo que más valoro de esta etapa es el poder haber superado los propios límites y el haber conocido, ya sea a través del trabajo con familias y drogodependientes o por mi vida personal, a muchas personas totalmente diferentes, cada cual interesante a su manera. En 2015 decidí dar el paso de trabajar como psicóloga autónoma al darme cuenta de que no son muchos los psicólogos que ofrecen terapia en español aquí en Alemania y que muchos hispanoparlantes que podrían estar necesitando ayuda no pueden ser atendidos sólo por la barrera del idioma. Comprendí que a través de un trabajo autónomo ofreciendo terapia en español y alemán se me planteaba la posibilidad de un trabajo intercultural, un tema que siempre me ha fascinado.