¿Qué es una terapia psicológica?

 

Quién acude: A un tratamiento psicológico acuden personas que en algún momento de sus vidas (por cambios en las circunstancias o porque llega un momento en el que la situación se valora como problemática) no saben enfrentarse a determinadas situaciones porque no han aprendido esas habilidades o porque se han producido cambios. 

 

Qué se hace: En un tratamiento psicológico se trabaja sobre comportamientos que resultan problemáticos para la persona en su entorno. Todos estos comportamientos son aprendidos y por lo tanto se pueden desaprender, modificándolos e introduciendo comportamientos nuevos.

 

Por tanto, en qué consistirá pues la intervención: en enseñar determinadas habilidades y comportamientos que la persona no tiene y que le permitirán afrontar las situaciones problemáticas a las que se ve expuesta. Por ejemplo, si se tiene miedo a hablar en público, se aprenderá a hacerlo. En otros casos se aprenderá a manejar el enfado o a mejorar el estado de ánimo. Esto es posible gracias a que se conocen los procesos por los cuales se aprenden los comportamientos y también cómo modificarlos. El objetivo es mejorar la calidad de vida y solucionar dificultades.