Volver... con R.A..

En esta ocasión os dejo con R.A., que cuenta su experiencia de volver a España tras haber vivido dos años en Alemania. 

 

Siglas: R. A.

Edad: 30 años

País de origen:  España

País de residencia en el extranjero: Alemania

Tiempo en extranjero:  2 años

Tiempo desde vuelta a país de origen: 3 años

Volverías al país en el que viviste en el extranjero:  Me lo estoy planteando

      

 

R.A., cuéntame cuál fue la razón por la que te fuiste al extranjero y cuál es tu situación actual:
Me ofrecieron la oportunidad de terminar mi carrera como ingeniero en la universidad de Múnich y realizar un máster con ellos. Una vez finalizada la parte teórica me ofrecieron realizar unas prácticas. Gracias a ello, alargué mi estancia en Alemania hasta un total de 2 años.

 

Has vivido 2 años en Alemania y me imagino que de vez en cuando la idea de volver a tu país rondaba por tu cabeza. ¿Cómo imaginabas tu vuelta?

Siempre pensé que tarde o temprano volvería a España y volví con ilusión. Volvía España con la idea de encontrarme las cosas como cuando las dejé y sinceramente, así fue. Es cierto que no me hubiera importado quedarme más tiempo en Alemania, pero nunca es tarde para volver otra vez, ¿no?

 

¿Cuál fue la razón que te llevó a decidir regresar?

En mi caso pesaron motivos personales/familiares. Pero como he comentado, no me hubiera importado alargar aún más mi estancia en el extranjero. 

 

¿Qué ha supuesto para ti volver a tu país de origen tras varios años en el extranjero?

Mi experiencia ha sido sumamente positiva aunque reconozco que después de volver, me quedé con la sensación de no haber aprovechado al 100% mi estancia. Quizás me hubiera gustado poder sacarle más partido al tiempo que estuve fuera y desconectar un poco más de España.

 

¿Qué ha transcurrido de manera diferente a como te imaginabas?

Realmente pocas cosas han cambiado. También es verdad que no cree ninguna expectativa ni a la vuelta ni cuando me fui a Alemania. Me dejé sorprender y tuve la suerte de vivir una experiencia completamente positiva.

 

¿Qué te ha sorprendido positivamente de tu vuelta?

Supongo que lo que más sorprende al volver es que las cosas tampoco cambian tanto como dicen. Si mantienes mínimamente los contactos y viajas de vez en cuando a visitar a familia y amigos, no te llevas grandes sorpresas.  Lo que más puede chocar son los cambios culturales entre países. Si te acostumbras a unos, el cambio puede parecerte chocante. Tómatelo con humor y podrás sacarle punta al más puro estilo “8 apellidos vascos”.

 

¿Cómo has estado afrontando el proceso de adaptación?

En mi caso no ha sido necesaria mucha adaptación. Por la parte familiar tengo lazos con el norte de Europa (Austria concretamente) por lo que en cierta medida me imaginaba a donde iba y las diferencias que había con España. Si llevas mentalidad abierta y aceptas las diferencias culturales, te terminas quedando con lo mejor de cada una y le sacarás provecho allá a donde vayas. Si además has mantenido más o menos las relaciones con amigos y familia, la adaptación es rápida y sencilla.

 

¿Qué cambios internos crees que son necesarios para llevar bien el regreso a tu país?

Como he comentado, creo que lo importante es llevar una mentalidad abierta, no crear demasiadas expectativas, mantener en la medida de lo posible los contactos (sin exagerar) y tomarse las cosas con humor. Siempre habrá cambios y parte de la adaptación puede costar un poco más, pero si los miras con perspectiva, sacarás el lado bueno y quien sabe, incluso puedes terminar comiendo a las 12.30 como los alemanes.

 

¿Qué has aprendido gracias a tu regreso?

Puede que suene a tópico, pero una experiencia en el extranjero te ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista. Dejas de pensar que solamente existe tu cultura, tu país, tus reglas y tu forma de vida. Habrá cosas que te gusten más y otras que menos, pero os aseguro que valoraras mucho más lo que tenías y aprendes muchas otras que seguramente termines usando en tu día a día. Regresar no es nada malo igual que tampoco lo es quedarse fuera. Lo importante es que la decisión la hayas tomado tú y que aproveches cada minuto de ese viaje.

 

Muchísimas gracias a R.A. por compartir su vuelta. 

 

Si quieres leer a María, pulsa aquí.

Si quieres leer a IFA, pulsa aquí.

Si quieres leer a Tere, pulsa aquí.

Si quieres leer a Juan, pulsa aquí.

Si quieres leer a Javier, pulsa aquí.

 

Kommentar schreiben

Kommentare: 0